Todos

Todos los tipos son misóginos. Todos los tipos son una mierda. Les tengo miedo a todos los tipos. Les tengo desconfianza a todos los tipos. Odio a todos los tipos.

Todos los tipos esperan que yo me tome el trabajo de decir “no todos los tipos son una mierda”, pero ninguno está dispuesto a militar por mis derechos, ninguno está dispuesto a limpiar su lenguaje de machismo, ninguno se pone a defender a las mujeres en su vida, ninguno se le planta a los otros tipos, ninguno sufre lo que nosotras sufrimos.

Quieren que yo me preocupe por si mi “odio a todos los tipos” los hace sentir mal pero no se preocupan por el estado de constante terror en que vivo, en que vivimos.

Odio a todos los tipos porque, de cincuenta mujeres a las que conozco bien, a cuarenta –como yo– las violaron o trataron de violar. Porque no conozco a ninguna mujer a la que –como a mí– nunca le hayan gritado, la hayan amenazado, o la hayan seguido en la calle. Porque conozco múltiples mujeres que –como yo– tuvieron que dejar laburos por acoso sexual.

Porque a una piba en la facultad de Ciencias Naturales de la UNLP la trata de violar un profesor y el Rectorado le dice que no denuncie, que la carrera del profesor es más importante que su seguridad. Porque en Derecho de la UNS las mujeres sólo aprueban si les parecen lindas a los profesores. Porque, incluso si terminás la carrera a pesar del sexismo y el acoso, entrar en campos laborales mayormente masculinos es casi imposible y, si entrás, sólo vas a encontrar [más sexismo y más acoso].

Porque si sos una mujer con útero ningún médico te quiere esterilizar, no sea cosa de que “el instinto natural” de querer ser madre llegue más tarde. Porque si no es que te morís abortando clandestinamente, o te meten en cana por perder un embarazo, es que te mata un novio por quedar embarazada. Porque si pasás el embarazo sin sumarte al 20% de personas que mueren durante el parto, el doctor te fuerza a tener una cesárea en vez de dejarte tener un parto natural.

Porque hay miles de casos de ginecólogos violadores pero “ginecólogo violador” es un género porno. Porque capáz te violan para curarte el lesbianismo pero igual “lesbiana” también es un género porno. Y que un hombre se sienta atraído a una mujer trans es degradante pero las chicas trans también son una categoría porno.

Porque ser trans es una condena de muerte, porque las chicas trans no viven más allá de los 35, porque [el intendente Garro opina que están enfermas y hay que encerrarlas], porque sólo pueden conseguir trabajo en la industria del sexo pero si las mata un cliente o un milico es por ser trabajadoras sexuales y se lo buscaron.

Porque esa piba muerta cada treinta horas no es sólo una piba. Cada vez que vemos los titulares, esa piba somos nosotras. No nuestras primas, hijas, hermanas, madres. El miedo es nuestro. Carne propia. Horror.

Porque digo “no me gustan los boliches” cuando quiero decir “no me animo a tomar en los boliches por miedo a que me metan algo en el trago, y sobria no puedo lidiar con las oleadas de acoso constante”. Porque digo “me gustaría mochilear, pero de grande” cuando quiero decir “sé que si me voy sola me matan, y no quiero morirme”. Porque digo “andar en bici me hace bien” cuando quiero decir “caminar hasta casa de noche me aterroriza”.

Porque digo “odio a los tipos” cuando quiero decir “estoy cansada, harta, aterrorizada, me cuesta respirar, estoy siempre mirando por encima del hombro, estoy siempre tratando de leer entre líneas los chistes de mis amigos hombres porque a veces suenan como amenazas, tengo miedo, tengo miedo, tengo miedo”.

Porque toda mi energía se va en tratar de salir a la calle y no largarme a llorar instantáneamente o empezar a putear cuando un tipo me grita una guarangada, pero los tipos esperan que dedique mi tiempo y esfuerzo en recordarles que ellos no son sexistas, que ellos no son el problema, que ellos no me generan desconfianza, que no creo que ellos sean violadores en potencia.

Los que no se merecen estar en ese “todos” no necesitan preguntar, porque saben que dedican sus esfuerzos a defender, escuchar y elevar a las mujeres en su vida. Los que necesitan preguntar… es porque saben que no están haciendo suficiente como para no ser parte de ese “todos”.

Odio a todos los tipos. Estoy cansada, y odio a todos los tipos.

Advertisements

Leave a comment

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s